¿Qué es un tablao flamenco? Descubre su historia

Historia del Tablao Flamenco

¿Sabes qué es un tablao flamenco? ¡Te explicamos su origen!

Palau Dalmases: un tablao flamenco en Barcelona

Si conoces Palau Dalmases , también sabes que además de tratarse de un palacio barroco también es un tablao flamenco. Cada día puedes disfrutar de nuestro espectáculo flamenco en Barcelona con los mejores bailaores, cantaores y tocaores del país. Pero, ¿qué es un tablao flamenco en realidad? ¿Cual es su historia y evolución? Te descubrimos todas estas curiosidades sobre este mágico lugar.


¿Qué es un tablao flamenco realmente?

Un tablao flamenco es aquel local en el que tienen lugar espectáculos flamencos y que poseen un ambiente con referencias a este arte andaluz. Es heredero de los antiguos Cafés Cantante, famosos locales que proliferaron en el siglo XIX . Los más apasionados de este arte se suelen referir a ellos como “templos flamencos” y no es de extrañar.

Los tablaos han contribuido a la recuperación y mantenimiento del arte flamenco, que como ya hemos comentado en el artículo 5 Curiosidades Fascinantes del Flamenco, fue declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en 2010. Así pues, son una parte importantísima para la preservación de este arte.

Características de un tablao flamenco

Se les llama ‘tablaos’, porque la tarima sobre la que actúan los artistas es de madera, un material que ofrece un sonido idóneo para el ‘zapateado’ y, además, ayuda a proteger las articulaciones de los bailaores.

Los tablaos suelen ser locales con un ambiente íntimo y concentrado para que el público disfrute al máximo de cada actuación. En los tablao se cuida desde la distribución de los asientos hasta la iluminación. La acústica también es muy importante, incluso en el caso del suelo, ya que éste debe transmitir un sonido de calidad, limpio y potente, para poder escuchar nítidamente el taconeo de los bailaores y bailaoras, porque forman parte de la interpretación y la percusión del flamenco.

Los tablaos siguen siendo hoy en día los mejores espacios para disfrutar de este arte en su estado más natural.

Historia del Tablao Flamenco I Café Cantante

 Café Cantante (Sevilla, 1888) Fotografía: Emilio Beauchy

La historia del tablao flamenco: de la intimidad al público

Parece que el tablao flamenco siempre ha existido, pero su origen es relativamente reciente tendiendo en cuenta la longeva historia del flamenco. Los primeros tablaos empezaron a surgir a mediados del siglo XX como sustitutos de los antiguos cafés cantantes. Estos cafés eran lugares de reunión y fueron los primeros espacios en los que se ofrecía espectáculos flamencos abiertos al público, ya que hasta ese momento el flamenco estaba restringido a celebraciones familiares o a actuaciones improvisadas en tabernas y locales de la época.

Los Cafés Cantante se encontraban principalmente en Cádiz, Sevilla y Madrid, aunque se extendieron por toda la Península. Estos primeros tablaos flamencos sirvieron de trampolín para los artistas más importantes dentro del mundo flamenco. Por lo tanto, las grandes figuras de este arte han pasado por algunos de los tablaos más conocidos en su época de aprendizaje.

A partir de 1910, los Cafés Cantante fueron desapareciendo, dejando paso a otros negocios, que posteriormente serán sustituidos por los Tablaos Flamencos. En los años 60 el tablao alcanza su cúspide, época también en la que el flamenco se convierte en un arte universal con Andalucía como principal región de referencia.

Historia del Tablao Flamenco I Palau Dalmases Barcelona

¿Cómo surgieron los tablaos de flamencos en Barcelona?

¿Y en Barcelona? En la capital catalana también proliferaron estos locales, llegando a setenta y cuatro cafés cantantes a finales del siglo XIX. Incluso el Liceo de Barcelona ofrecía espectáculos de bailes españoles con los mejores bailaores de la época debido a su éxito.

Los años 60 coincidieron con una gran migración de habitantes andaluces a Catalunya, trayendo consigo el flamenco. Así pues, no es de extrañar que algunos de los tablaos más conocidos de la ciudad se inauguraran durante esa década. Por lo tanto, los tablaos flamencos en Barcelona no son una consecuencia del turismo, sino una evolución lógica de este arte en la ciudad.

¿Por qué tienes que ir a un tablao flamenco en Barcelona?

Como hemos podido ver, los tablaos flamencos forman parte de la propia historia Barcelona. Así que son un lugar clave en tu visita a la cidad. ¡Pero hay más!

  1. En un tablao flamenco podrás observar como el cante y el baile se complementan en total armonía.
  2. Es el mejor lugar para disfrutar de este arte en su estado más auténtico y puro. Además, en Palau Dalmases el ambiente es totalmente íntimo y estarás muy cerca de los artistas.
  3. El flamenco es un arte de sentimientos y emociones profundas. Es una experiencia intensa que despierta todos los sentidos y que merece la pena vivir una vez en la vida.

Aprovecha y no dejes pasar la oportunidad de visitar uno de los tablaos flamenco más especiales y originales de la ciudad. Consigue tus entradas para Palau Dalmases a través de la web y ¡disfruta del espectáculo!